Procesos naturales y antrópicos como grandes sequías estacionarias, incendios forestales, malos apotreramientos y manejos inadecuados (sobrepastoreo), producen desbalances en el equilibrio de los bosques nativos y los pastizales, que favorecen el crecimiento de las especies leñosas (arbustización) y gramíneas no forrajeras. Esto trae como consecuencia una modificacion del estrato graminoso-herbaceo, ya que los arbustos ejercen competencia por luz y agua. Además, generan problemas de acceso de los animales al pastoreo, produciendo que los pocos pastos disponibles, reciban una mayor presión del ganado, con la consecuente pérdida de plantas de buena aptitud forrajera por sobrepastoreo y generando así la implantación de especies indeseadas.

Existen distintas técnicas de intervención directa que se vienen desarrollando sobre el bosque nativo para lograr revertir la situación anteriormente planteada, entre ellas se destacan raleos manuales y mecánicos, quemas prescriptas y rolados selectivos. Cabe destacar que dichas intervenciones deberán contar con la autorización previa por parte de la Dirección de Recursos Naturales, y a su vez el personal capacitado para realizar las mismas, ya sean hacheros o contratistas, deben estar inscriptos en el Registro de Empresas de Servicios Forestales que rige en la Dirección de Recursos Naturales.

A continuación se explica brevemente en que basa cada una de estas actividades.

RALEOS

El raleo consiste en la extracción de árboles dentro del bosque con la finalidad de manejar las condiciones de competencia, mediante la regulación del distanciamiento entre los individuos generando un mayor espacio aéreo y terrestre, lo cual incrementa la entrada de luz, agua y nutrientes al sistema. Por medio de esta práctica se redistribuyen los recursos mejorando las condiciones del pastizal natural y con ello la oferta forrajera.

En primera instancia dicha práctica está destinada a aquellos individuos leñosos que se encuentren muertos en pie, enfermos, defectuosos o los que generen competencia a un individuo de mejor porte.

A su vez esta intervención nos permite, entre otras cosas, disminuir la disponibilidad de combustible para futuros incendios y también aprovechar y hacer uso de los productos forestales que se extraen del mismo como madera, leña seca, postes, varillas y/o varillones, etc.

El raleo puede realizarse mediante distintas técnicas, ellas son:

RALEO MECÁNICO

Se destaca el uso de distintas maquinarias para llevar a cabo esta técnica.

* Pala y RetroexcavadoraRaleo con Pala y Retroexcavadora

Figura Nº 1: Area de bosque intervenida mediante pala y retroexcavadora

*Topadora ForestalRaleo con topadora

Figura Nº 2: Area intervenida mediante topadora

*Trituradora Forestal

Raleo con trituradora forestal

Figura Nº 3: Area que esta siendo intervenida mediante trituradora forestal

RALEO MANUAL

Es realizado manualmente con el uso de hacha o motosierra por personas capacitadas. En comparación con el raleo mecánico, el manual es más eficiente, debido a que se puede aprovechar mejor el producto a obtener y genera un menor imparto sobre el suelo; y en contraposición conlleva un mayor tiempo de labor.
Productos de los raleos: 

Subproductos de raleos 1

Figura Nº 4: Raleo Manual de bosque alto y denso. Se obtienen como subproductos postes, rollizos cortos y leña.

Productos de raleos 2

Figura Nº 5: Raleo Manual de bosque bajo denso a cerrado con arbustal. Se obtiene leña de piquillin y otras leñosas como subproducto. 

 

Raleo Manual

Figura Nº 6: Raleo Manual de bosque bajo abierto a denso con arbustal abierto a denso. Se observan individuos de molle cortados sobre el suelo previa remosion del area intervenida.

QUEMAS PRESCRIPTAS

El bosque de Caldén está compuesto principalmente por tres estratos:
• Arbóreo: incluye caldenes, algarrobos y chañar;
• Arbustivo: predominan piquillines, molles y renuevos de caldén, y
• Graminoso herbáceo: dominado por especies forrajeras y no forrajeras, anuales y perennes.
El ciclo de las gramíneas que componen el estrato más bajo del caldenal es otoño-invierno-primaveral, es decir que culmina su ciclo al comienzo del verano, y si éstas no han sido pastoreadas forman parte del combustible fino dispuesto para posibles incendios estivales, sumado a condiciones de viento, baja humedad y altas temperaturas, causando importantísimas pérdidas desde el punto de vista ambiental, económico y social.
Los incendios producen la pérdida de la aptitud forestal del bosque, la disminución de la productividad del pastizal, pérdidas de fauna y el valor paisajístico del ambiente, además de la pérdida en muchos casos de instalaciones rurales y hasta de vidas humanas.
Una herramienta muy utilizada y efectiva es la Quema prescripta de baja intensidad calórica, la misma consiste en el uso del fuego mediante condiciones controladas de temperatura humedad y viento, y con ello un manejo estratégico del lugar a intervenir. Lo cual ayuda a disminuir la cantidad de combustible fino del estrato graminoso herbáceo, genera una mayor aptitud para la implantación de especies forrajeras del pastizal, mayor accesibilidad al ganado y un bosque con mejores características.
Por otra parte al tener la necesidad de comer el rebrote de las pajas para debilitarlas, es necesario aumentar la carga animal, lo que se traduce en un inmediato aumento de la producción. Estos rebrotes, mientras la carga animal los mantenga por debajo de los 10 cm. conservan una excelente calidad, con niveles proteicos cercanos al 20 %.
El uso razonable del fuego puede no sólo aumentar la producción, sino también mantener controlada la cobertura de pajas y combustible fino.
La gestión de combustibles del bosque nativo, es uno de los principales elementos desde el punto de vista de la prevención de incendios forestales. El uso del fuego prescripto en el bosque es una herramienta fundamental para gestionar el combustible.
Es necesario adecuarse a los parámetros meteorológicos pre-establecidos para realizar la práctica de forma segura, con la intervención de un profesional y personal idóneo que ejecute la quema.
Se plantearan diferentes objetivos para la planificación de las quemas prescriptas:
• Disminuir la cantidad de combustibles finos, los cuales agravan el efecto devastador de futuros incendios.
• Proteger instalaciones.
• Controlar el avance de especies arbustivas.
• Permitir la entrada de luz para la germinación e implantación de especies forrajeras.
• Aumentar la producción de carne.
Las condiciones del bosque, fisonomía, estructura, composición, definirán la técnica adecuada para la realización de las quemas.
El periodo para la ejecución de la quema se establece anualmente y puede ir entre las 2 últimas semanas de febrero y fines de agosto. Es importante destacar que siempre se deberá ajustar la práctica a los parámetros meteorológicos (viento, temperatura y humedad) establecidos en la normativa y contar con las picadas cortafuego del potrero a quemar y las picadas cortafuego perimetrales del establecimiento, en condiciones y con los anchos establecidos por la ley 1354 de Prevención y Lucha contra Incendios en Zonas Rurales.
La solicitud correspondiente a esta práctica, deberá presentarse en la Dirección General de Defensa Civil, presentando un Plan de Quemas Prescriptas. En caso que la propiedad se encuentre bajo Plan de Manejo Sostenible enmarcado dentro de la Ley Provincial de Bosques, la actividad deberá plantearse dentro de los Planes Operativos Anuales del mencionado Plan de Manejo.

 

Quema prescripta1

Figura Nº 7: Quema prescrita en curso

Quema Prescripta 2

 Figura Nº 8: Quema prescripta ya realizada, en etapa de guardia de cenizas. Se observa que la quema no afecta la copa de los renuevos mas altos, no afectando por tanto la dominancia apical.
foto quemaFigura Nº 9: Resultado de un potrero donde se realizo quema prescripra. Se observa el rebrote del pastizal.

Rolado

El rolado es una tecnología de control de renoval y recuperación de ambientes degradados muy difundida en los ecosistemas de bosques nativos.
Consiste en una intervención mecánica en el bosque, que tiene como objetivos disminuir la cobertura del estrato arbustivo mediante el aplastamiento y fragmentación de las especies leñosas. La misma es llevada a cabo por un implemento denominado “rolo” que consiste en un cilindro metálico tirado por un tractor, con cuchillas transversales que van aplastando y fragmentando a los individuos leñosos, a su vez, presenta tres compartimentos internos que pueden ser llenados con agua y de esta manera variar el peso del mismo.

Dicha intervención permite una mayor entrada de luz al sistema lo cual genera muchos beneficios como:

-Mejor infiltración del agua.
-Activación de banco de semillas.
-Recuperación e implantación de especies forrajeras prístinas (poas y flechillas).
-Aumentar la oferta forrajera.
-Mayor acceso de la hacienda en todas las áreas y mejorar con ello el manejo.

 

Rolo y tractor

 Figura Nº 10: Tractor y rolo comenzando la labor

Rolado1

Figura Nº 11: Area de bosques con rolado selectivo de baja intensidad.

Campo Rolado

Figura Nº 12: Area de bosques con rolado selectivo de baja intensidad.

APROVECHAMIENTO FORESTAL

Las intervenciones del bosque nativo, bajo el concepto de sustentabilidad de los recursos naturales, conlleva a un aprovechamiento selectivo e integrado de los productos forestales que nuestros bosques ofrecen, como la obtención de rollizos, postes, varillas, leña y chips, todo bajo una gestión adecuada de los residuos (ramas) que la práctica genera.


Estas acciones de manejo y aprovechamiento se realizan de forma artesanal, mediante el uso de herramientas manuales como palas, hachas y motosierras, y técnicas de corte dependiendo del objetivo de la intervención, dándole al producto forestal el destino que más se adapta de acuerdo al estado sanitario y aptitud.


El manejo integrado, mediante el aprovechamiento de los productos forestales de forma artesanal, aporta al desarrollo socioeconómico del sector contratista y contribuye a una mejora significativa de los niveles de producción de los bosques nativos, mediante el manejo del combustible y la optimización del uso y redistribución de los recursos esenciales.

 

Aprovechamiento de Postes

Figura Nº 13: Aprovechamiento forestal de productos verdes (Postes)

Aprovechamiento: ALGARROBO SECO

Figura Nº 14: Aprovechamento forestal de productos secos (leña de algarrobo)
Aprovechamiento de seco: Leña para salamandraFigura Nº 15: Aprovechamiento de productos forestales secos (acopio de leña cortada para salamandra)

 

Aprovechamiento de Piquillin

Figura Nº 16: Aprovechamiento forestal de productos verdes (leña de piquillín).

 

GESTIONEMOS NUESTROS BOSQUES NATIVOS:

Se recuerda que toda intervención sobre el bosque nativo deberá contar con la aprobación por parte de este organismo.
Para mas información contactarse con la Dirección de Recursos Naturales.
Área Contralor Forestal 02954-452600 int 6508/09/10/11/12 (permisos de apertura y/o ampliación de picadas perimetrales e internas, aprovechamiento de seco, trámites de guías, registros)
Planes de Manejo 02954-542600 int 6504/05/07/36 (diferentes intervenciones, rolados, raleos mecánicos y manuales, aprovechamiento de verde)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

 

Desarrollado por Ce.Si.Da.
MINISTERIO DE HACIENDA Y FINANZAS
Gobierno de La Pampa

Arriba